PENSANDO EN EL REGRESO A CLASES, SE ALISTAN MÁS DE 1500 EDIFICIOS

Comenzó la cuenta regresiva para la vuelta a las aulas y apremian los trabajos para dejar en condiciones todas las escuelas de la provincia. Para abril inaugurarán una nuevo establecimiento en el barrio Ongay y varios más en localidades y parajes del interior.

Los trabajos de limpieza y mantenimiento en las escuelas de la provincia comenzaron ayer con el regreso de los directivos, tal como lo estipulaba el calendario escolar.
Las primeras labores se concentraron en la limpieza de tanques de agua y sistemas pluviales, como canaletas, que acumularon una gran cantidad de ramas y hojas por las inclemencias del tiempo. La poda de pastizales también fue una tarea primordial ya que las abundantes precipitaciones ayudaron a su desarrollo.
A su vez se realizarán trabajos claves de fumigación para exterminar cualquier tipo de plagas que puedan generar enfermedades como hantavirus, leishmaniasis, dengue, zika y chikungunya.
“En Capital son más de 90 establecimientos educativos en los que se realizan trabajos de reacondicionamiento y puesta a punto para que el 6 de marzo inicien las clases”, comentó Susana Benítez, ministra de Educación de Corrientes

El Gobierno provincial tiene planeado ejecutar entre 10 y 20 obras de refacción por mes en colegios de toda la provincia. “La idea es que los 1.500 establecimientos se encuentren en condiciones óptimas en un período de tres años”, adelantó a época Emilio Bread, director de Infraestrutura Escolar.
Para el inicio de las clases se esperan presentar 15 nuevas obras , entre ampliaciones y nuevos edificios.
Vale mencionar, que tras el temporal del sábado, el único predio afectado por la tormenta en Capital fue la escuela Tobar García, ubicada entre Inglaterra y California, en el barrio Serantes. Sobre el edifico cayó un enorme árbol de eucalipto.
En tanto, el colegio secundario de Santa Ana de los Guácaras quedó sin techo.
En ambos casos las cuadrillas del Ministerio de Educación trabajan para solucionar lo ocurrido.
Mientras que 50 escuelas se mantiene en estado crítico en el Sur de la provincia y dos necesitan reparaciones urgentes. Estos inconvenientes persisten desde las inundaciones de enero.
Nuevos edificios
Una escuela secundaria se sumará al barrio Ongay y La Olla para atender la demanda de los vecinos de la zona. Desde la Dirección de Infraestructura prevén concluir con las obras en abril.
El funcionario remarcó que este año se pondrá en funcionamiento los niveles inicial, primaria y secundaria en el municipio, creado en noviembre de 2018 en Cazadores Correntinos, Curuzú Cuatiá. También se inaugurará nuevos edificios en el barrio Mil Viviendas de Goya y otras localidades como Lavalle, Loreto y Virasoro. Parajes como La Palmira (Itatí) y Caimán (San Miguel) se sumarán a la lista de distritos con nuevos centros educativos.
La Dirección de Infraestructura de la Provincia funciona gracias al trabajo de 25 profesionales en el área e inspectores de distintos distritos del interior. A sus tareas cotidianas ayudan personal de las comunas del interior y, muchas veces, los mismos docentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *